viernes, 20 de octubre de 2017

Top 10 Frutas Exóticas de la Riviera Nayarit


Las frutas son parte de los grandes regalos que nos brinda diariamente la madre naturaleza. Son ricas, saludables y nos ayudan a mantenernos en forma. Muchas son comunes, forman parte de la ingesta diaria, pero otras son casi desconocidas, de nombres raros y orígenes lejanos por lo que son llamadas Frutas Exóticas.

Seguramente las has visto e incluso probado, te has sorprendido con su aspecto, sus vivos colores e incomparable sabor, y más aún, a algunas de ellas se les atribuye propiedades medicinales, lo que las hace todavía más atractivas.

¿Sabías que el estado de Nayarit, con su corredor turístico Riviera Nayarit es una de las regiones más bondadosas para el cultivo de esas frutas? Según la Sagarpa (Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación) en los municipios de la costa hay alrededor de 500 hectáreas y más de 250 productores nayaritas dedicados a la siembra, cosecha y comercialización de las mismas.

A continuación te ofrecemos una lista de las 10 Frutas Exóticas de la Riviera Nayarit. Viajar a este destino turístico será una estupenda oportunidad para consumirlas. ¡Pruébalas todas!



1 Chicozapote y Zapote Negro
La chef Betty Vázquez, Embajadora de la Gastronomía de la Riviera Nayarit, ha calificado al chicozapote como “El rey del sabor”, ¡y vaya que no está lejos de la verdad!, ya que su jugosa pulpa, de un sabor muy parecido al de la pera, es realmente deliciosa.  En la época prehispánica, esta fruta era llamada “tzapotl” por los aztecas, quienes le atribuían grandes poderes curativos. Su nombre viene del náhuatl “chictli”, que quiere decir chicle.

El zapote negro, por su parte, es un  fruto que se da muy bien en Nayarit, aunque es nativo de las costas de  Chiapas, Veracruz y Yucatán y se puede encontrar hasta las tierras boscosas de América Central. Cuando está maduro es de color verde con el interior marrón; tiene un sabor parecido al del chocolate; se recolecta entre los meses de agosto a enero.

2 Huaya o Mamoncillo
Este fruto proveniente de la República Dominicana es también conocido como talpajocote, guayo, maco, limoncillo o quenepa. Es una drupa pequeña, de color rosado o naranja pálido, con un sabor muy dulce. Se puede consumir fresca, enlatada o incluso en aguardiente, y se dice que posee contenidos de vitaminas B1, B3, B6 y B12, así como minerales, aminoácidos y ácidos grasos insaturados. Para encontrarlo hay que viajar al municipio de San Blas, al norte de la Riviera Nayarit.


3 Maracuyá o Fruta de la pasión 
El maracuyá es uno de los frutos exóticos más reconocidos en el mundo. Se encuentra en Centroamérica, algunos países de Sudamérica, al sur de África y en Australia. Aunque el principal productor de maracuyá es Brasil, en Nayarit su cultivo ha sido muy exitoso. Su sabor es agridulce y refrescante, su exterior es redondo u ovalado y por dentro tiene un sinfín de pepitas o semillas cubiertas de una carnosidad que varía de color según la especie. Esta fruta se puede consumir desde octubre hasta abril.

4 Mamey
Cuando viajamos por carretera en la Riviera Nayarit, entre pueblo y pueblo es común ver a los vendedores de esta fruta apostados a cada lado del camino. De color refulgente, similar al del salmón, el mamey tiene un sabor que nos recuerda a la miel con almendras. Su pulpa cremosa, suave y dulce lo hace ideal para consumirse en forma de helado, licuados y diversos postres. Es parte de la familia de los zapotes y se produce mayormente en los meses de enero a julio.

5 Mano de Buda
La mano de Buda pertenece a la familia de los cítricos, cuyos frutos están fragmentados en secciones parecidas a los dedos o a tentáculos. En algunas culturas orientales se le venera porque recuerda a la mano de Buda en acto de oración, de ahí su curioso nombre. Su sabor es ligeramente dulce y el color varía del verde al amarillo según su punto de maduración. También es muy aromático, por lo que en China y Japón se utiliza para perfumar habitaciones y armarios de ropa, y para elaborar licores y cocteles. Actualmente se cultiva en pequeñas huertas de Aticama, en el municipio de San Blas.


 6 Mangostán
Un fruto rico y con alto poder curativo, según sus adeptos, pues durante siglos se ha utilizado en la medicina tradicional de diferentes países del mundo. Es posible encontrarlo en el pueblo de Aticama, muy cerca del puerto de San Blas, aunque es originario de los países más tropicales del sudeste asiático, como Indonesia, Tailandia y Malasia. Se le conoce también como mangostino o jobo de la India (Garcinia mangostana), y a pesar de su nombre, no está relacionado con el mango.

7 Yaca
Esta fruta llamada también “árbol del pan”, tiene la peculiaridad de despertar grandes pasiones: la puedes amar o la puedes odiar. Aunque su sabor es dulce, hasta cierto punto empalagoso, posee un olor no muy agradable para algunas personas. La yaca llegó a América en el siglo XVIII, proveniente de Indonesia y Malasia, encontrando en la Riviera Nayarit las condiciones climáticas óptimas para su crecimiento. Llama la atención por su gran tamaño, con un diámetro de entre 25 a 60 centímetros y puede llegar a pesar hasta 20 kilos; su sabor se asemeja a una combinación de plátano, melón y papaya. También se le conoce por sus propiedades antiasmáticas y antidiarreicas, y por ser uno de los mayores afrodisíacos naturales.


8 Guanábana
El estado de Nayarit ocupa el primer lugar de la producción de guanábana a nivel nacional, con 16 mil toneladas por año, según datos de la Sagarpa. Los principales municipios en donde se produce este fruto son: Compostela, Xalisco, San Blas, Bahía de Banderas y un poco en Santiago Ixcuintla; actualmente hay mil familias que se dedican a este cultivo y se tienen 2 mil hectáreas sembradas e incluso se exporta a Estados Unidos de Norteamérica, Europa y Asia. De sabor agridulce y delicioso, se puede disfrutar ya sea en postres, helados, paletas, jugos, mermeladas, dulces, etc., también se le atribuyen propiedades curativas por lo que su consumo ha aumentado considerablemente en la última década.

9 Rambután
Una fruta originaria del archipiélago malayo, cuyo nombre significa “peluda” en ese idioma autóctono, dado su aspecto singular. Es de color rojo intenso y su sabor es una mezcla entre coco, piña, uva y litchi. Pese a que proviene de Asia, el rambután se está volviendo tan popular que actualmente se cultiva en otros países, como México o Hawái, e incluso en la Riviera Nayarit se han logrado establecer pequeñas huertas gracias a las condiciones favorables de clima y suelo.


10 Litchi
De las frutas exóticas que se pueden encontrar en la Riviera Nayarit es quizás una de las más conocidas y apreciadas, sobre todo en el rubro de la gastronomía y en la preparación de cocteles. Se le conoce como lichi, lychee, leechep, leche, lin-chi o litchi, y su nombre asiático lee-chee, que significa “donador de la alegría de vivir”. Es un fruto dulce, pequeño, traslúcido y con un interior blanco, originario del sur de Asia, especialmente de China, la India y Batán, donde es muy popular la sopa de litchi.


Extra: El estado de Nayarit es tan rico, que además de las frutas ya mencionadas es posible encontrar a lo largo de su costa delicias tropicales como el mango, piña, guayaba, nanci o nanche, pitahaya, carambolo, tamarindos, ciruela, marañón y plátano. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario