martes, 17 de mayo de 2016

Imanta. El lujo de un hotel boutique en un entorno natural de ensueño


Ubicado en Riviera Nayarit, al norte de Bahía Banderas -la más grande de Latinoamérica- y rodeado de montañas e infinidad de fauna, Imanta ocupa 100 hectáreas de selva tropical y costaUna gastronomía basada en productos orgánicos y exóticos, unidos a su extraordinario servicio y a una amplia variedad de actividades personalizadas, hacen del único Relais & Châteaux de Riviera Nayarit un destino único en el que perderse y dejarse llevar


Abrió sus puertas en 2010 y desde entonces el único Relais & Châteaux de Riviera Nayarit se ha convertido en un verdadero paraíso para los viajeros que buscan el descanso y la conexión con la naturaleza más absolutos. Ubicado en Punta de Mita y al norte de Bahía Banderas, entre Litibu y Sayulita, Imanta comprende más de 100 hectáreas de selva tropical y 3 kilómetros de costa donde esconde una playa privada paradisiaca.


Con unas vistas impresionantes del océano Pacífico mexicano, las diez casas y dos casonas de piedra que conforman este hotel boutique surgen de entre la selva y están ubicadas junto a la Sierra Vallejo, reserva de la biosfera y hogar de una gran variedad de flora y fauna, entre ellas especies que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta. Sus habitaciones, todas ellas suites de gran lujo, están dotadas de todas las comodidades necesarias para que los huéspedes se sientan mejor que en el propio hogar: terraza privada con vistas, decoración contemporánea, iluminación inteligente, jacuzzi y piscina privada.


Un hotel especial en la región nayarita, situado a tan sólo 45 minutos del Aeropuerto Internacional de Puerto Vallarta, con una arquitectura inspirada en la cultura tradicional que conserva esa sensación de ingresar en una zona virgen del Pacífico mexicano. Rodeado por un ecosistema único, Imanta ha conseguido una magia especial gracias al compromiso de sus creadores con el entorno natural y el medio ambiente. Todos los edificios que componen el hotel boutique fueron construidos con la piedra del lugar que ocupa en la actualidad, material que también se utilizó en el suelo y en algunos de los objetos decorativos del hotel.

Además, el riego con el que mantienen sus frondosos jardines de plantas autóctonas, árboles frutales, hierbas y hortalizas proceden de agua reutilizada. El hotel cuenta con sistemas de ahorro de energía, techos verdes y productos sostenibles. En definitiva, Imanta es un especio eco-sostenible concebido en total simbiosis con el medio ambiente.

ACTIVIDADES EN PLENA NATURALEZA
Una incomparable riqueza natural y unos paisajes de postal que hacen de este hotel el lugar perfecto para practicar multitud de actividades al aire libre. Dirigidas por los Guest Experience Managers del hotel, los huéspedes podrán hacer caminatas guiadas en la selva, kayak en la playa privada del hotel, golf, buceo, pesca o kite-surfing. Y para los que buscan relajar cuerpo y mente, Imanta cuenta también con un spa y los mejores tratamientos de bienestar y masajes que se pueden disfrutar también en la suite o en la playa. Tratamientos que están basados en el lugar y las energías del lugar donde se ubica este hotel boutique.

COCINA PARA TODOS LOS GUSTOS
En lo gastronómico, este exclusivo resort cuenta con dos restaurantes: The Catch y Tukipa donde se ofrecen las propuestas más frescas y auténticas de la zona a base de mariscos locales, hortalizas orgánicas de la región, carnes premium y frutas exóticas. The Catch, situado a pie de playa, cuenta con una cocina de carácter marinero, donde los pescados más frescos de la zona elaborados siguiendo el recetario mexicano son el producto estrella. Un lugar perfecto para comer con los pies en la arena y disfrutar de sus cócteles refrescantes, margaritas y cervezas heladas.

Por otra parte, Tukipa ofrece un menú más personalizado y creativo basado en el producto fresco y de temporada. Abierto para los desayunos y las cenas, cuenta con una carta de estilo más internacional que guarda la esencia de la culinaria de México y que cambia según lo que encuentre el chef en el mercado o lo que se haya pescado en el día. Una cocina que se puede degustar en uno de los espacios más exclusivos del hotel ya que Tukipa está situado en el edificio central de Imanta por encima de las copas de las palmeras.

Y para poner el broche de oro a una noche para el recuerdo en la Riviera Nayarit, Imanta cuenta también con una terraza panorámica: el Observatorio. Un espacio que como su propio nombre indica ofrece las mejores vistas del lugar al mismo tiempo que se puede disfrutar de una amplia oferta de cócteles y tapas.

Email: reservations@imantaresorts.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario