martes, 29 de abril de 2014

Tras 20 años vuelven las tortugas negras a Riviera Nayarit

  • El acontecimiento se dio en el Campamento Tortuguero El Naranjo, ubicado enseguida de La Peñita de Jaltemba; fueron siete las tortugas sobrevivientes liberadas al mar.

Hace 20 años se registró en El Campamento Tortuguero El Naranjo, ubicado a un costado de La Peñita de Jaltemba, el nido de huevos de la tortuga negra o prieta; el pasado 22 de abril se liberaron siete tortugas en la Riviera Nayarit.

40 huevos se reportaron al campamento 84 días atrás, mismos que fueron cuidados hasta su nacimiento. Del total sólo nació la mitad y de esa mitad sólo sobrevivieron siete. Normalmente esta especie nace entre 50 y 55 días, pero debido a las condiciones climáticas se retrasó su nacimiento.

“Es el segundo nido que recolectamos de tortuga negra, llega a medir hasta un metro y medio y pesar hasta 120 kilogramos. No es muy común que llegue aquí a nuestras playas, donde más llega es a Colola, Michoacán”,  explicó el secretario de Grupos Ecologistas de Nayarit A.C. Ricardo Villaseñor Llamas, quien es parte del equipo que opera en el campamento.

Aunque no es una “regla de oro” que estos reptiles de sangre fría vuelvan a anidar al lugar donde nacieron, podría ser que de aquel nido de hace 20 años, tiempo en que la tortuga negra obtiene su madurez sexual, volviera algún miembro a las playas de Riviera Nayarit.

“Para nosotros es un gran acontecimiento porque ya tenemos registradas laud, golfina, carey y negra. Cuatro de las siete especies llegan a esta playa que ya es considerada de mucha importancia para la anidación de la tortuga marina”, agregó Villaseñor.

La tortuga negra es la que más tiempo tarda en alcanzar su madurez, por ejemplo la laud tarda 10 años y la golfina tan sólo ocho. Todas las tortugas marinas están en peligro de extinción pero sólo la carey, lora y laud están en peligro crítico de extinción (dos de ellas anidan en Riviera Nayarit)

“Cuando vean un nido de tortuga naciendo no las toquen, no las recolecten, lo que tienen que hacer es sólo observar y cuidar que lleguen al mar; cuando la tortuga está desovando también hay que observar y dejar que termine de hacer su trabajo”, recomendó Ricardo.

La petición de no tocarlas no es exclusivamente para no dañar a la tortuga, ya que también las personas corren riesgo de contaminarse con papiloma humano, debido a que ocasionalmente estos reptiles traen este virus contagioso.

La Oficina de Visitantes y Convenciones de la Riviera Nayarit, exhorta a la sociedad a atender las recomendaciones que las autoridades emiten, no olviden que además de entorpecer el ciclo de la naturaleza, estarían cometiendo un delito federal al robarlas o hacerles daño.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario