lunes, 5 de noviembre de 2012

Riviera Nayarit, una oportunidad para acercarse a culturas ancestrales


•    En la Sierra del Nayar, a unos pasos de Riviera Nayarit, es posible visitar Potrero de Palmita y vivir de cerca la cultura Wixárica


Aquí no es Real de Catorce, pero el Venado Azul no se cansa de imprimir su huella hondo en el espíritu de quienes visitan Potrero de Palmita, una comunidad Huichol establecida en la Sierra del Nayar, que se ha abierto al turismo y permite a propios y extraños conocer de cerca la cultura wixárica, cuyas raíces profundas la mantienen como una de las culturas ancestrales que siguen vivas en todo su esplendor.

Haydi, una pequeña sonriente, camina junto con los turistas ataviada en su traje tradicional, mientras lo hace relata la leyenda “El lobo y el zorrillo”. Cuando termina, suelta con orgullo: “también lo digo en mi idioma” y asegura que en wixárika le gusta más porque suena más bonito.

Tawexikta, que es hacia donde Haydi camina,  es un modesto desarrollo comunitario con el que la comunidad de Potrero de Palmita busca aprovechar el interés del turismo por su cultura y convertirlo en un polo de desarrollo integral que les permita una economía más desahogada, pero al mismo tiempo eduque sobre el respeto a la naturaleza y a su cultura.

Contar el relato no es una cuestión menor para Haydi. Los huicholes han preservado su tradición oral intacta y lo hacen orgullosos, si se pregunta a los viejos del pueblo cómo conseguir un libro con las leyendas responderán que no existen porque es importante que la familia se siente junto al hogar cada noche, todos reunidos, para escucharlas y aprenderlas del abuelo. Esa reunión familiar, antes que la soledad de la lectura, es lo que les mantiene unidos.

En el “Lugar del Sol” –de acuerdo con la traducción al español de Tawexikta— la cooperativa ha construido un complejo de cuatro cabañas tradicionales, que cuentan con todos los servicios, un comedor, un mercado de artesanías y centro ceremonial donde además el marakame cuenta con un espacio especial para limpias y rituales.

Para llegar desde Riviera Nayarit hay que viajar a la ciudad de Tepic, ahí se puede pernoctar para continuar el camino al norte rumbo a la Sierra del Nayar, por el camino que llega a la presa de Aguamilpa. El trayecto es una delicia de paisajes en los que la montaña es bordeada por los afluentes de los ríos Santiago y Huaynamota.

Una vez en la presa hay que tomar una lancha que lo llevará por las aguas de la presa rumbo a la comunidad de Potrero de Palmita, donde la alegría que distingue al pueblo Huichol -y que se plasma en su colorida artesanía— le recibirá desde el primer momento.

Aprender el idioma, a tortear la masa de maíz, a elaborar artesanía con chaquira son atractivos que ofrece la comunidad a los visitantes y son tan importantes como los paseos a caballo,  a pie o en lancha, que se pueden disfrutar.

PARA MÁS INFORMACIÓN

Teléfono 01 (311) 21 33 125

No hay comentarios.:

Publicar un comentario