viernes, 23 de septiembre de 2011

En Riviera Nayarit el lujo está en la diversidad


El Tesoro del Pacífico Mexicano, así se ha conocido a Riviera Nayarit, este joven destino que se extiende a lo largo de más de 300 kilómetros de playas tiene en la diversidad su principal atractivo para quienes la visitan.

Y cuando se habla de diversidad en este paradisíaco destino se hace con mayúsculas, por que la variedad no sólo se encuentra en la oferta de hoteles y servicios para el turismo, sino en sus paisajes, su flora, su fauna, la gastronomía, las actividades recreativas y hasta la infraestructura para el viajero.

Desde el desarrollo de complejos hoteleros en Nuevo Vallarta hasta las playas vírgenes al norte del destino, el visitante puede elegir entre decenas de actividades y entornos o bien hacer un recorrido en el cual aventurarse en todo ese universo de posibilidades.

El lujo en Riviera Nayarit es mucho más grande que los sofisticados Resorts de clase mundial que se han establecido desde Nuevo Vallarta hasta Punta de Mita.

El lujo en Riviera Nayarit se encuentra en mucho más que los pequeños detalles que cuidan los exclusivos hoteles boutique enclavados en playas poco conocidas o tradicionales pueblos de pescadores.

El lujo en Riviera Nayarit está en su historia, que encuentra su máxima expresión en el Héroico Puerto de San Blas, pero también en sitios arqueológicos como Los Toriles, en Ixtlán del Río, o en intocados pueblos de la serranía en los que habitan las etnias Cora y Huichol.

También es un lujo su diversidad biológica, que ofrece entornos preferidos por especies como la ballena jorobada, el pájaro bobo y las tortugas golfinas, que viajan centenares de kilómetros para llegar hasta estas costas.

Pero sobre todo, el lujo de Riviera Nayarit está en las historias de vida que va tejiendo entre quienes la visitan lo mismo que entre quienes nacieron aquí. Sin duda la experiencia de quienes hoy son expertos es la mejor forma de decir: tienes que conocer Riviera Nayarit.

DE ALTOS VUELOS

Si escucha un pájaro trinar es posible que capte toda su atención e incluso le impida conciliar el sueño, no como cuando su mujer le habla porque ese sonido ya no lo perturba; Mark Stackhouse es un reconocido ornitólogo y un apasionado observador de aves. Desde hace algunos años se ha establecido en San Blas, en la Riviera Nayarit, porque solamente entre las aves que visitan su jardín ha podido contar más de 107 especies.

La privilegiada ubicación del histórico puerto le pone a corta distancia de hábitats muy diferentes que le han colocado como el sitio que visita la mayor diversidad de especies en toda América. Stackhouse ha logrado catalogar, por medio de observación directa, 420 especies en la región aledaña, pero se tienen registros de un total de 546 especies en la zona.

Aunque San Blas es el mejor punto para el avistamiento de aves, toda la Riviera Nayarit ofrece condiciones excepcionales para esta actividad.

LA GRAN PESCA

Josh no puede imaginar su vida lejos de la pesca, no sólo es su pasión sino su forma de vida. Nació con el anzuelo entre las manos y hoy se dedica a la captura deportiva con verdaderos peces gordos: su negocio es encontrar los mejores puntos en el mundo para esta actividad y luego atraer celebridades y turismo de muy alto poder adquisitivo para usar sus embarcaciones.

Sin duda Josh es un experto y cuando dice que Riviera Nayarit es uno de sus sitios predilectos en el mundo lo dice con mucha seriedad. Hace diez años que vino por primera ocasión y desde entonces ha vuelto con frecuencia, vive en Vancouver pero tiene tres barcos de la compañía para la que trabaja en la Marina Riviera Nayarit, de La Cruz de Huanacaxtle, y asegura que seguirá viniendo a pescar por lo menos durante los próximos 50 años.

“Aquí lo tenemos todo: grandes marinas, gente que sabe reparar la fibra de vidrio, técnicos para todos los gadgets y adelantos tecnológicos que hay en una embarcación de dos millones de dólares como las que utilizamos, tiendas especializadas en insumos para el deporte, grandes restaurantes, hoteles de gran lujo, bares y vida nocturna para festejar un buen día de pesca; pero sobre todo pesca todo el año con especimenes de tamaño récord. Usualmente, en otros lugares tienes algunas de estas cosas pero no todas juntas”, concluye.

VIENTOS DE EVOLUCIÓN

La verdadera definición de “valiente” se encuentra fácil cuando se conoce a Tania Elías Calles. Esta velerista mexicana cruzó sola y sin asistencia alguna desde Los Cabos hasta La Cruz de Huanacaxtle navegando en un velero láser, que es “como una tina de baño”, relata ella misma.

Tania es la máxima exponente de este deporte en categorías olímpicas para México y cuando dice que Riviera Nayarit tiene el paquete completo para la práctica de la vela, hay que creerle. Su experiencia ha hecho que desde hace algún tiempo haya establecido su residencia en este destino, donde entrena con pasión pero también se da tiempo para enseñar a las nuevas generaciones ofreciendo ocasionalmente clínicas.

En abril de este año Tania practicó al lado de los integrantes de los equipos varoniles de vela olímpica de Estados Unidos y Canadá, que se habían mostrado escépticos a hacer su pretemporada en nuestro país.  “Se han sorprendido mucho, no pensaban que podrían encontrar todas las condiciones acá; pero La Cruz tiene el paquete completo, porque además de buenos vientos y magníficas instalaciones, hay un clima que no tiene en Europa. En serio, es el paquete completo”, insiste la velerista cada vez que se le pregunta.

¡SABOR!

“En Riviera Nayarit la gente come bien desde siempre”, suele decir con gran seguridad  la chef Betty Vázquez, quien ha crecido desde la infancia ligada al puerto de San Blas. Esa seguridad proviene de hechos concretos: la región se desarrolló desde la colonia con la influencia de comunidades extranjeras, pues embajadas europeas y migrantes asiáticos se establecieron en la región por el intenso comercio de la Nao que provenía de Manila y tocaba San Blas antes que ningún otro puerto a su regreso.

La cocina que se encuentra en la región es fresca, porque la privilegiada ubicación de Nayarit le pone como uno de los mejores productores de café, tomate, plátano, mango, albahaca, frijol, jitomate y prácticamente todo; pero destacan los productos del mar, por su calidad y diversidad. Todos los platos tradicionales acá están fuertemente ligados con los mariscos.

Betty aprovecha cada una de estas bondades y las combina con su formación en la clásica cocina francesa de Le Cordon Bleu para crear, desde hace más de 20 años, sorprendentes platillos en los que el respeto por las técnicas y los sabores tradicionales. Y es que esta reconocida chef ha tenido oportunidad de trabajar en los más reconocidos restaurantes del orbe pero ha preferido la Riviera Nayarit justo por la gran variedad de posibilidades que le brinda para su cocina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario